Fomentar la creatividad y la innovación en CoderDojo

Hace unos días leí en la página web de CoderDojo este estupendo artículo sobre creatividad e innovación. Creo que merece la pena traducirlo del inglés. Su autora es Mary Moloney, CEO de la Fundación CoderDojo:

 

Creatividad

La creatividad consiste en utilizar la imaginación o tener ideas originales para crear algo, para inventar.

Creatividad es el acto de convertir ideas nuevas e imaginativas en realidad. Ser capaz de ver el mundo de formas diferentes, de esto trata la creatividad.

La creatividad hace del mundo un lugar más brillante, más interesante. La chicas y chicos, estaremos de acuerdo, son especialmente creativos. Su creatividad no conoce fronteras, y nada es imposible para ellos.

Desde que ponemos el pie en el colegio por primera vez se nos convence de que la educación formal es una de las cosas más importantes que nos ocurrirá en la vida. Se nos enseña pensando en el quién, qué, dónde y cuándo. La interesante indagación del cómo y el por qué es normalmente dejada a un lado, y en consecuencia, el pensamiento creativo se va enfriando. Así que nos pasamos la mayor parte de nuestra etapa de educación formal regurgitando hechos y números que hemos memorizado, y que olvidamos casi en el mismo momento en que salimos del colegio. La educación formal nos enseña cosas interesantes, y nos ayuda a prepararnos para el momento en que tengamos que salir al mundo. Pero es muy importante que encontremos  el equilibrio entre la educación formal y la informal de cara al aprendizaje y el desarrollo de chicos y chicas.

Continuar enseñando a los niños a través del mismo modelo que se ha empleado durante los últimos siglos, centrado exclusivamente en asignaturas como matemáticas o lengua, sin dejar espacio para la imaginación,  puede ser en cierto sentido contraproducente, porque para que la sociedad avance son imprescindibles la creación y la innovación. De hecho, la creatividad es tan importante como la literatura, así que, ¿por qué no fomentar la creatividad desde la infancia?

El objetivo de Coder Dojo es cultivar esta creatividad proporcionando un entorno de aprendizaje informal y no estructurado, en el que las niñas y niños, chicas y chicos, sean el centro de su propio viaje hacia el aprendizaje. Coder Dojo proporciona a los asistentes la oportunidad de llevar adelante sus propias ideas y proyectos, dejando a un lado las normas que han aprendido en el colegio. A veces esto es complicado, porque algunos chicos se han acostumbrado a que les digan cómo tienen que pensar, y les puede costar más expresar sus propias ideas o intereses. En Coder Dojo intentamos volver a potenciar su capacidad innata para ser creativos e imaginativos.

“Todo el mundo es un genio, pero si juzgamos a un pez por su habilidad para subir a un árbol, pasará toda su vida creyendo que es un inútil”.

Entonces, ¿cómo podemos establecer un diálogo con las chicas y chicos para que se sientan a gusto identificando qué es lo que les interesa, en lugar de lo que se supone que les debe interesar? ¿Cómo podemos abrir el frasco de su infinita imaginación? Nosotros intentamos guiarles con cuidado para que ellos mismos descubran qué es lo que quieren aprender. Les hacemos preguntas abiertas y divertidas sobre los temas que les interesan. ¡Les animamos a que sugieran qué harían si ellos estuvieran a cargo del mundo, de su casa, de sus amigos, de internet, etc!

En Coder Dojo fomentamos el autoaprendizaje, lo cual ayuda a derribar algunas barreras. Al permitir a los chicos y chicas ser su propio profesor, estudiante, creador, les damos la oportunidad de que centren su esfuerzo en aquello que realmente quieren aprender y hacer. Animándoles y facilitándoles un entorno propicio, les ayudamos a convertirse en la próxima generación de creadores.

Su respuesta es increíblemente positiva. Su nivel de energía crece, aumenta su confianza, y su capacidad para enfrentarse a retos grandes y pequeños nos sorprende continuamente. No importa si se trata de aprender un nuevo lenguaje de programación, crear un juego para otras niñas y niños con dislexia, o hacer una aplicación empresarial para facilitar la gestión de las personas, ¡por qué no!

 

Coder_Dojo_Chicago

Coder Dojo Chicago

Innovación

Es la acción o el proceso de innovar, ya sea un  nuevo método, una idea, un producto, etc.

Los niños pueden tener grandes ideas, pero a veces pueden necesitar de nuestra ayuda para expresarlas. En Coder Dojo, las chicas y chicos no sólo buscan nuevas ideas para páginas web, aplicaciones, juegos, software o hardware, también piensan en otras cosas que les interesan. Si les damos la oportunidad, pronto empezarán a pensar sobre las cosas que les afectan, y en cómo pueden solucionarlas. Identifican los retos, y crean soluciones.

La pasión por el mar de uno de los asistentes a Coder Dojo le llevó a crear una aplicación que mostraba a los usuarios el riesgo de la pesca excesiva. Otra chica, que había sufrido acoso en el colegio, creó una aplicación para ayudar a otros niños que sufrían el mismo problema. Kathleen Marie, de doce años, no había utilizado nunca un ordenador hasta que asistió por primera vez a Coder Dojo, hace dos años. Kathleen comprendió  que sufrió acoso por el hecho de formar parte de una comunidad nómada, y decidió resolver el problema. Coder Dojo le permitió utilizar su experiencia de una forma positiva.

Niall es uno de los programadores más jóvenes de Europa que ha publicado una aplicación en el App Store de Apple, ¡lo que le ha valido el título de programador de aplicaciones para iOS más joven de Europa! Niall tiene ahora once años, comenzó a asistir al Coder Dojo de Gorey hace cuatro años, y actualmente domina vaios lenguajes de programación como CSS, JavaScript, e incluso aprendió por su cuenta Swift, el lenguaje utilizado para desarrollar aplicaciones en iOS. Niall escribe juegos utilizando los avanzados lenguajes de programación que utilizan los programadores de élite. Niall, participante habitual de los CoderDojo´s Coolest Projects Awards, comenzó a participar en Coder Dojo para aprender a llevar a la práctica las ideas para algunos juegos que tenía en su cabeza.

Son solamente dos ejemplos de nuestra comunidad de programadores de Coder Dojo, formada por alrededor de cuarenta mil  chicas y chicos.  De los jóvenes que asisten a Coder Dojo no sólo surgen proyectos sociales, sino también proyectos prácticos. Los chicos y chicas investigan y diseñan productos que ayudan a las personas en su vida cotidiana, identificando problemas que a veces los adultos no son capaces de considerar. Una jovencita, Niamh, observó que en Irlanda había estaciones de carga para vehículos eléctricos, pero el usuario no tenía forma de saber si una determinada estación estaba siendo utilizada en ese momento por otro usuario. Así que se animó a crear una aplicación que te dice qué estaciones de carga hay en tu zona, y si están libres.

Maciej, de diecisiete años, ha ganado uno de los primeros premios en todas las ediciones de los CoderDojo´s Coolest Projects desde que se comenzaron a celebrar, hace cuatro años. En los Coolest Projects de 2014, Maciej creó su propio lenguaje de programación, y en 2015 ha creado una tarjeta CPU, un impresionante ordenador  de invención propia, utilizando componentes TTL de la serie 74XX .

Muchos chicos y chicas increíbles no sólo asisten a las sesiones de Coder Dojo a lo largo del mundo, sino que están fundando sus propios Dojos. Con tan solo once años, Tyriah de Oxford,  Inglaterra, se convirtió en la fundadora más joven de un Coder Dojo. Esta programadora autodidacta estaba tan inspirada por Coder Dojo que supo que necesitaba fundar uno. Con la ayuda de Torsten Reil, el CEO de NaturalMotion, una empresa de juegos y tecnología, mantienen sesiones semanales de Coder Dojo en las oficinas de NaturalMotion en Oxford. Una chica de dieciséis años que vive en Texas abrió su propio Dojo en Round Rock, Austin. Garima es una estudiante de último curso del instituto Westwood de Austin, que además de abrir un Dojo también fundó el primer Club Girls Who Code de Austin, con el propósito de reducir la brecha de género que existe en el campo de la tecnología.

 

creativity-pic-2-e1439377934559

Coder Dojo Chicago

Aprendizaje autodidacta

Ocurre cuando los individuos toman la iniciativa con o sin la ayuda de otros.

Coder Dojo es un entorno abierto, divertido, seguro, cooperativo, y un medio de comunicación para los jóvenes. Los chicos y chicas conocen una nueva forma de aprender, sin límites impuestos, y sin demasiada dirección. Estimulando el diálogo y la conversación entre distintos sexos, diferentes edades, y culturas conocen diferentes perspectivas. Aprenden habilidades como la colaboración, cómo trabajar dentro de un equipo, y cómo llevar sus ideas a la realidad. En pocas palabras, nuestros Dojos se convierten en comunidades de creadores.

“No obligues a un niño a aprender por la fuera, utiliza aquello que les llama la atención, de forma que puedas descubrir con precisión el genio que cada uno posee”.

Para fomentar su creatividad, las chicas y chicos un espacio donde expresarse sin miedo a equivocarse o al ridículo. Una de los mejores caminos para permitirles descubrir su creatividad consiste en darles el tiempo para que puedan hacer su propia exploración libre y no estructurada. Nosotros estamos decididos a permitir a los chicos y chicas que aprendan a través de lo que ya saben, y de aquello en lo que están interesados.

Coder Dojo apoya el aprendizaje entre iguales, y ofrece a los chicos y chicas la oportunidad de ser mentor de otros niños más jóvenes que asistan al mismo Dojo. Esto fomenta la confianza en sí mismos, y les permite conocer cuánto están aprendiendo, al transmitir a otros lo que ellos ya saben. Permitir a los chicos que se enseñen unos a otros rea un sentimiento de comodidad entre ellos, y les demuestra que nada es imposible si la otra persona, joven como ellos, es capaz de hacerlo.

Los jóvenes aprenden a través de los proyectos que ellos mismos emprenden, lo que les permite centrarse en una única cosa cada vez, y les proporciona un sentimiento de éxito cuando consiguen finalizar los proyectos, casi siempre por sí mismos. Este aprendizaje basado en proyectos permite a los chicos colaborar con los otros, y les ayuda a expresarse y a exponer sus intereses.

El fin último de Coder Dojo es dar a cada chico y chica la oportunidad de aprender a programar, y de entender la magia que se esconde detrás de la tecnología que nos rodea. Pretendemos establecer un mundo donde cualquiera pueda ser un creador, un innovador, un changemaker. Promovemos la igualdad facilitando el acceso a todos los jóvenes de cualquier parte del mundo, intentando que Coder Dojo sea tan accesible para cualquiera como nos sea posible. Intentamos promover la igualdad de género, asegurándonos de que tanto los niños como las niñas se sienten bien recibidos, y animándoles a que se impliquen. En nuestros Dojos la presencia media de chicas actualmente es de alrededor del treinta por ciento, y nuestro objetivo es que aumente hasta llegar al menos al cincuenta por ciento.

Existen muchas formas de apoyar  este increíble movimiento basado en el voluntariado, de implicarse. Conócenos en www.coderdojo.com, ¡y participa!

 

Mary Moloney

CEO global de la Fundación CoderDojo

 

Puedes visitar el artículo original, en inglés, pulsando aquí.