A lo largo de las sesiones de robótica haremos proyectos sencillos y otros más complejos. Algunas veces tendremos éxito, y otras nuestro trabajo será un rotundo fracaso. Pero cualquier resultado es bueno, porque también el error es parte importante del proceso de diseño.

Lo que no es correcto es reírse o menospreciar el trabajo de los compañeros.

Así pues, ahí van unas reglas para trabajar en clase:

  1. No está permitido criticar o burlarse del trabajo de los demás. Esto incluye reírse o hacer comparaciones (por ejemplo, “mi vehículo es mucho mejor que el tuyo…”).
  2. Si esta permitido, sin embargo, hacer una crítica CONSTRUCTIVA. Para ello, el comentario debe ser sobre algún aspecto concreto, ofreciendo siempre una posible solución. Por ejemplo, no es aceptable decir “Eh, tu vehículo no va recto”, pero SÍ sería correcto decir “Me parece que las ruedas se tuercen hacia la derecha. Parece que la rueda trasera está rozando con el chasis”.
  3. Los diseños no son una propiedad privada. Cualquiera puede tomar ideas de otros diseños. Si alguien copia una parte de tu diseño debes sentirte bien, porque eso significa que la otra persona está reconociendo tu buen trabajo.
  4. Si en algún momento te atascas, siéntete libre de fijarte en los diseños de los demás, para ver cómo han resuelto problemas parecidos.
  5. Y por último, ¡Tómatelo con calma! Puede que las cosas vayan mal, pero tendrás tiempo y ayuda suficientes para resolver los problemas.

 

Puedes encontrar el original de este post, en inglés, en LEGO Engineering.

Leave a Comment